Postales invernales II: Mucho bueno polvorono



En cierta ocasión teníamos a la mesa navideña a un incauto invitado extranjero al que quisimos enseñar el arte de comer polvorones. —Tienes que aplastarlo entre las dos manos —dijimos, y sin prestar más atención, le alargamos la caja de Surtido navideño. Al cabo de un rato, observamos que tenía ciertas dificultades técnicas.

Habíamos olvidado aclarar la —para nosotros obvia— excepción, que acabó en aquella ocasión, convertida en una fantástica montaña de arena. Con sabor rosco de vino, eso sí.

No recuerdo ninguno en concreto, pero estoy bastante segura de haber hecho más de un mucho bueno caracolo.


RECENT POSTS:
SEARCH BY TAGS:
  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round