Amigos


Hoy quiero darles las gracias a mis amigos de allí, a los que siguen ahí, a pesar de los años y los kilómetros.

Tenemos la idea errónea de que la amistad es superficial, poco importante en España. Pero eso no es así.

Aún conservo amigos de la más tierna infancia, de la infancia mediana (esa que se llama adolescencia) y de todas las etapas, incluso conservo amigos que retornaron.

Están ahí aunque hayan pasado años sin haber cruzado una palabra. Un día te los encuentras en una esquina y eso es suficiente para continuar la conversación que dejamos hace 20 años, aunque ese diálogo se interrumpa durante otros tantos años. Sigue ahí.

Están ahí y cuando les ves, aunque sea en Bruselas, sigues notando el cariñito que nunca se fue, aunque estuviera dormido.

Están ahí cuando les llamas, aunque sea a ti a quien le toque llamar; están ahí cuando organizas una cena colectiva, aunque te toque a ti organizarla siempre. Y en realidad no importa, no importa que el papel de restaurador y conservador de esa amistad te toque a ti- eso es así, en general: a los que nos hemos ido nos toca encargarnos de no dejar que se muera esa amistad. Y hay que regarla, claro. Pero con poca agua se mantiene- con una capacidad de supervivencia difícil de creer: cuando parece que se ha mustiado, unas palabritas y voilà, ya está ahí, otra vez.

Y es tan importante, porque de alguna manera es tu tierra firme.

Así que: gracias, amigos, por serlo.

(Cualquiera diría que me he tomado dos whiskies y que este es el típico discurso ebrio de exhaltación de la amistad. Pues sólo llevo dos cafés encima.)

RECENT POSTS:
SEARCH BY TAGS:
  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round