Dorothy mentía


Atención que viene (otra vez) spoiler. Si no has visto la película o leído el (delicioso) libro y quieres hacerlo sin saber el final, sáltate este post, porque voy a contar hasta lo del mayordomo.


Ante una autosensación de haber tomado unos tintes nostálgico-dramáticos en útimos post, vengo a hacerme una autorevancha y una aclaración, con cuidado de que no se confunda con que diga, como aquellos negacionistas: ¿de qué os quejáis, si os vaís de aventura? no es eso. Es un desentonar el himno lloricón de micasamicasamicasa.


Dorothy mentía.

Mentía cuando decía: "There´s no place like home". Claro que lo hay. O en plurar, incluso. Y claro que, más aún, los que no son like home, son más estimulantes.

La vida de Dorothy hubiera sido una ristra de días llenos de comida de gallinas en aquella granja monocroma (en sepia, eso sí, con estilo) - y no es que las granjas monocromas tengan nada de malo. Pero yo, la verdad, prefiero ver (también) el camino de ladrillos amarillos hacia el tiernamente fraudulento mago. Con sus personajes sin cosas, con sus desventuras.

Claro que uno echa de menos sus lugares, hasta lo que uno aborrecía cuando estaba en aquella casa; claro que a uno le entran ataques de nostalgia y claro que aborrece las brujas verdes del neopaís tanto como a las del propio, a veces más por ser ajenas. Claro que uno daría medio brazo alguna que otra vez por esos chapines rojos.

Pero, oiga, dónde iría a para el cuento si todo fuese granja y gallinas.


Hace más o menos tres años hice el mejor viaje de mi vida: un interrail. Un viaje para viajar, no para llegar. Con no más pertenecias que las que cabían en una maleta de cabina y un par de mochilas para tres personas para un mes. Camisetas, dos. Una para lavar y otra para poner, y así con todo. Libertad y fascinación. Mis ojos absorbían con furor los diariamente novedosos paisajes. Llegar para irse otra vez.


Dorothy mentía: no hubiera querido quedarse en su granja sepia. ¿Quién dijo vida si todos los días, los años y los decenios fuesen tan parecidos que uno no necesitase su memoria?. Esos chapines rojos, esas brujas buenas y malas, y las trampas del mago. A mí no me engañas, Dorothy.

Ni yo a mí misma tampoco. Pero puede que lo que haya ocurrido es que en realidad esto se haya convertido ya en home y por eso esté ya inquieta, deseando que mi casa salga volando en un tornado y me lleve allí donde no es home.




RECENT POSTS:
SEARCH BY TAGS:
  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round